Tetrageneracion

Este sistema de cogeneración de energía para invernaderos ha sido desarrollado por un grupo de ingenieros de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de Madrid. Con él, mientras que en un sistema tradicional de generación termoeléctrica industrial sólo se convierte en electricidad el 30% de la energía calorífica del combustible, aquí puede llegar hasta un 85%, al aprovechar el calor residual generado durante el proceso, agua y gases calientes y dióxido de carbono.

Básicamente el sistema de tetrageneración se produciría con un motor térmico de gas natural. La combustión del gas produce, en primer lugar, electricidad, de la cuál sería vendida a la propia red nacional la que sobrara.

En segundo lugar se aprovecharía el agua caliente resultante de la refrigeración del motor térmico y los gases de escape de dicho motor. Con ellos, a través de climatizadores, se generaría aire caliente. Esto sería para el invierno mientras que en verano ese mismo agua caliente, pasando por unos enfriadores de absorción química, lograría, a través de los mismos climatizadores aire frío para refrigerar en verano.

Finalmente, el CO2 producido, seleccionado y purificado entre los gases de deshecho del motor térmico, distribuido por tubos de plástico a nivel del cultivo del invernadero, puede servir como fertilizante carbónico para absorción foliar diurna.

Fuente: Campo y Mecánica

LA COGENERACION EN EUROPA

El potencial de la cogeneración con la perspectiva de ahorrar energía se infrautiliza actualmente en la Comunidad europea. Por consiguiente, una directiva del Parlamento europeo y del Consejo fechada el 11 de febrero del 2004 (2004/8/CE - JO L52 del 21.02.2004) pretende facilitar la instalación y la puesta en servicio de centrales eléctricas de cogeneración con el fin de ahorrar energía y luchar contra el cambio climático contra el cambio climático.


CONTEXTO:

El libro verde sobre la seguridad del aprovisionamiento energético publicado en el 2010, señalaba la necesidad de limitar la dependencia energética de la Unión Europea y de reducir las emisiones de gases con efecto de invernadero. Sin embargo, las emisiones de dióxido de carbono (CO2) de la UE están en aumento actualmente, lo que crea dificultades en cuanto a los compromisos del protocolo de Kyoto.

La producción de electricidad por cogeneración representó un 11% de la producción total de electricidad de la UE en el 1998. Si la parte de la cogeneración en la producción de electricidad aumentara hasta alcanzar un 18%, ahorros de energía podrían representar un 3 o 4% del consumo bruto total de la UE.

 La cogeneración ahorra energía y mejora la seguridad del aprovisionamiento. Importantes potenciales de cogeneración no son explotados en los Estados miembros.

Cogeneración, la energía del futuro (fuente www.thermya.com)

Cogeneración La Energía del Futuro y el Cambio Climático

Puede decirse que la cogeneración es una técnica que permite producir en un único proceso calor y electricidad, con el objetivo de economizar energía.

Su generalización podría convertirse en una herramienta efectiva en la lucha contra el cambio climático.

Se define la cogeneración como la producción y aprovechamiento conjunto de energía eléctrica y energía calorífica.
Este proceso es eficiente, en cuanto a que contribuye al ahorro energético y disminuye los niveles de contaminación.
Su eficiencia se fundamenta en el aprovechamiento del calor residual en la producción de electricidad.

Según esta directiva, las centrales de cogeneración de electricidad-calor pueden alcanzar un rendimiento energético del orden del 90%. Su procedimiento es más ecológico, ya que durante la combustión el gas natural libera menos dióxido de carbono (CO2) y óxido de nitrógeno (NOX) que el petróleo o el carbón.

El desarrollo de la cogeneración podría evitar la emisión de 127 millones de toneladas de CO2 en la UE en 2010 y de 258 millones de toneladas en 2020. En España se espera que la cogeneración siga incrementando su participación en la generación eléctrica.

En el año 2011 se estima que habrá 7.100 MW instalados con una producción de 38.000 GWh incluyendo el autoconsumo.

Cogeneración, la energía del futuro (fuente www.repsol.com)

COGENERACON MICRO-COGENERACION y TRIGENERACION

COGENERACION:


Los sistemas de cogeneración son sistemas de producción conjunta de electricidad (o energía mecánica) y de energía térmica útil (calor) partiendo de un único combustible. El gas natural es la energía primaria más utilizada para el funcionamiento de las centrales de cogeneración de electricidad calor, las cuales funcionan con turbinas o motores de gas. No obstante, también se pueden utilizar fuentes de energía renovables y residuos como biomasa o residuos que se incineran.

En un proceso de cogeneración, el calor se presenta en forma de vapor de agua a alta presión o en forma de agua caliente. Por ejemplo, se puede utilizar el vapor caliente que sale de una turbina de producción de energía eléctrica, para suministrar energía para otros usos. Hasta hace poco lo usual era dejar que el vapor se enfriara, pero con esta técnica, con el calor que le queda al vapor se calienta agua para distintos usos.

El aprovechamiento del calor residual, los sistemas de cogeneración presentan rendimientos globales del orden del 85%, lo que implica que el aprovechamiento simultáneo de electricidad y calor favorezca la obtención de elevados índices de ahorro energético, así como una disminución importante de la factura energética, sin alterar el proceso productivo, ahorro energético que se incrementa notablemente si se utilizan energías residuales.

En una central eléctrica tradicional los humos salen directamente por la chimenea, mientras que en una planta de cogeneración los gases de escape se enfrían transmitiendo su energía a un circuito de agua caliente/vapor. Una vez enfriados los gases de escape pasan a la chimenea.

Las centrales de cogeneración de electricidad-calor pueden alcanzar un rendimiento energético del orden del 90%. El procedimiento es más ecológico, ya que durante la combustión el gas natural libera menos dióxido de carbono (CO2) y óxido de nitrógeno (NOX) que el petróleo o el carbón. El desarrollo de la cogeneración podría evitar la emisión de 127 millones de toneladas de CO2 en la UE en 2010 et de 258 millones de toneladas en 2020, ayudando a cumplir los objetivos fijados en el Protocolo de Kioto.

La producción de electricidad por cogeneración representó en la UE en 1998 el 11% del total. Si se lograra aumentar hasta un 18%, el ahorro de energía podría llegar a ser del 3-4% del consumo bruto total de la UE. Además, son cada vez más numerosas las aplicaciones que se le está dando a esta técnica, tanto en usos industriales, como en hospitales, hoteles, etc.

VENTAJAS:
Ahorra energía y mejora la seguridad del abastecimiento.
Disminuye las pérdidas de la red eléctrica, especialmente porque las centrales de cogeneración se suelen situar próximas a los lugares de consumo
Aumenta la competencia entre los productores
Permite crear nuevas empresas
Se adapta bien a las zonas aisladas o ultraperiféricas


SISTEMAS DE COGENERACIÓN

Plantas con motores alternativos
Utilizan gas, gasóleo o fuel-oil como combustible. Son muy eficientes eléctricamente, pero son poco eficientes térmicamente. El sistema de recuperación térmica se diseña en función de los requisitos de la industria y en general se basan en la producción de vapor a baja presión (hasta 10 bares), aceite térmico y en el aprovechamiento del circuito de alta temperatura del agua de refrigeración del motor. Son también adecuadas la producción de frío por absorción, bien a través del vapor generado con los gases en máquinas de doble efecto, o utilizando directamente el calor del agua de refrigeración en máquinas de simple efecto.

Plantas con turbinas de vaporEn estos sistemas, la energía mecánica se produce por la expansión del vapor de alta presión procedente de una caldera convencional.

El uso de esta turbina fue el primero en cogeneración. Actualmente su aplicación ha quedado prácticamente limitada como complemento para ciclos combinados o en instalaciones que utilizan combustibles residuales, como biomasa o residuos que se incineran.

La aplicación conjunta de una turbina de gas y una turbina de vapor es lo que se denomina " Ciclo Combinado".

Plantas con turbinas de gas
En los sistemas con turbina de gas se quema combustible en un turbogenerador, cediendo parte de su energía para producir energía mecánica. Su rendimiento de conversión es inferior al de los motores alternativos, pero presentan la ventaja de que permiten una recuperación fácil del calor, que se encuentra concentrado en su práctica totalidad en sus gases de escape, que está a una temperatura de unos 500ºC, idónea para producir vapor en un generador de recuperación.

Se diferencian 2 tipos de ciclos: (1) simple, cuando el vapor se produce a la presión de utilización del usuario; y (2) combinado, cuando el vapor se produce a alta presión y temperatura para su expansión previa en una turbina de vapor.

Ciclo simple
Es la planta clásica de cogeneración y su aplicación es adecuada cuando los requisitos de vapor son importantes (>10 t/h), situación que se encuentra fácilmente en numerosas industrias (alimentación, química, papelera). Son plantas de gran fiabilidad y económicamente rentables cuando están diseñadas para una aplicación determinada.

El diseño del sistema de recuperación de calor es fundamental, pues su economía está directamente ligada al mismo, ya que a diferencia de las plantas con motores alternativos el precio del calor recuperado es esencial en un ciclo simple de turbina de gas.

Ciclo combinado
Un ciclo combinado ayuda a absorber una parte del vapor generado en el ciclo simple y permite, por ello, mejorar la recuperación térmica, o instalar una turbina de gas de mayor tamaño cuya recuperación térmica no estaría aprovechada si no se utilizara el vapor en una segunda turbina de contrapresión.

En un ciclo combinado el proceso de vapor es esencial para lograr la eficiencia del mismo. La selección de la presión y la temperatura del vapor vivo se hace en función de las turbinas de gas y vapor seleccionadas, selección que debe realizarse con criterios de eficiencia y economía. Por ello se requiere la existencia de experiencias previas e "imaginación responsable" para crear procesos adaptados a un centro de consumo, que al mismo tiempo dispongan de gran flexibilidad que posibilite su trabajo eficiente en situaciones alejadas del punto de diseño.

Una variante del ciclo combinado, es el ciclo combinado a condensación

Ciclo combinado a condensación
Variante del ciclo combinado de contrapresión clásico, se basa en procesos estrictamente cogenerativos. Se basa en una gran capacidad de regulación ante demandas de vapor muy variables.

El proceso clásico de regulación de una planta de cogeneración consiste en evacuar gases a través del by-pass cuando la demanda de vapor es menor a la producción y utilizar la post-combustión cuando sucede lo contrario.

Bajando sensiblemente su potencia, no se consigue su adaptación a la demanda de vapor, debido a una importante bajada en el rendimiento de recuperación, ya que los gases de escapa mantienen prácticamente su caudal y bajan ostensiblemente su temperatura. Por ellos, las pérdidas de calor se mantienen prácticamente constantes, y la planta deja de cumplir los requisitos de rendimiento.

Por contra, un ciclo de contrapresión y condensación permite aprovechar la totalidad del vapor generado, regulando mediante la condensación del vapor que no puede usarse en el proceso, produciendo una cantidad adicional de electricidad.

TRIGENERACIÓN:
Se basa en la producción conjunta de calor, electricidad y frío.

Una planta de trigeneración es similar a una de cogeneración, a la que se le ha añadido un sistema de absorción para la producción de frío. No obstante existen una serie de diferencias.

La trigeneración, permite a la cogeneración, que inicialmente, no era posible en centros que no consumieran calor, acceder a centros que precisen frío que se produzca con electricidad. Facilita a la industria del sector alimentario ser cogeneradores potenciales. Asimismo, permite la utilización de cogeneración en el sector terciario (hoteles, hospitales, etc.) donde además de calor se requiere frío para climatización, y que debido a la estacionalidad de estos consumos (calor en invierno, frío en verano) impedía la normal operación de una planta de cogeneración clásica.

Esta modalidad de cogeneración tiene más aplicaciones:
Aplicaciones de secado. Especialmente en industria cerámica que utilizada atomizadores. Son plantas muy simples y económicas, ya que los gases calientes generados por una turbina o un motor se utilizan directamente en el proceso de secado.

Aplicaciones en la industria textil.
Calefacción y refrigeración.
Aplicaciones para industrias medioambientales, como plantas depuradoras de tipo biológico, o de concentración de residuos o de secado de fangos, etc, al demandar calor son potencialmente cogeneradoras. En estas aplicaciones puede ser un factor importante para la reducción del coste de tratamiento de os residuos.

Motor alternativo
En los sistemas basados en motores alternativos, el elemento motriz es un motor de explosión. El calor recuperable se encuentra en forma de gases calientes y agua caliente ( Circuito Refrigeración ).

Tipo Ventajas Desventajas

Turbina de gas
Amplia gama de aplicaciones
Limitación en los combustibles
Muy fiable
Elevada temperatura de la energía térmica
Rango desde 0,5 a 100 MW
Tiempo de vida relativamente corto
Gases con alto contenido en oxígeno

Turbina de vapor
Rendimiento global muy alto
Baja relación electricidad/calor
Extremadamente segura
Posibilidad de emplear todo tipo de combustibles
No permite alcanzar altas potencias eléctricas
Larga vida de servicio
Amplia gama de potencias
Pues en marcha lenta
Coste elevado

Motor alternativo
Elevada relación electricidad/calor
Alto coste de mantenimiento
Alto rendimiento eléctrico
Bajo coste
Tiempo de vida largo
Energía térmica muy distribuida y a baja temperatura
Capacidad de adaptación a variaciones de la demanda

Fuente(www.miliarium.com/monografias)